La sobrecarga laboral y las temibles consecuencias que trae a tu vida

SÉ EXITOSO

RODEADO DE

GENTE DIFÍCIL

Esfuérzate y Hazlo.
21 OCT. 2022

El humano es un ser social por naturaleza, esto quiere decir que estamos constantemente rodeados de otros, un vínculo que, además, es necesario para relacionarnos, crecer y avanzar en la vida.

Sin embargo, es cierto que todos tenemos valores, pensamientos y criterios diferentes que, en ocasiones, hacen que las circunstancias se vuelvan tensas.

  1. Lo que hace que nos volvamos personas difíciles

    Las personas no solamente tenemos pensamientos distintos, sino que también nuestros sentimientos y emociones son diferentes. Además, debemos tomar en cuenta que todos, en mayor o menor medida tenemos ego, una fuerza que nos lleva a actuar bajo nuestra propia identidad y parecer.

    Es por ello que, un ego desmedido y una actuación impulsiva, basada únicamente en nuestras propias necesidades y opiniones, puede crear grandes conflictos.

  2. Identificando a las personas difíciles

    Estarás de acuerdo conmigo en que muchas veces nosotros hemos sido esa “persona difícil”, ya sea porque hemos tenido un mal día o porque nos dejamos llevar por las emociones que estamos experimentando en el momento.

    En cambio, en otras ocasiones seguramente has identificado a personas que, de manera regular, se vuelven complicadas, esas con las cuales debes medir muy bien tus palabras o respirar profundo cada vez que se dirigen a ti.

    Dicho de otro modo, estos sujetos se caracterizan por tener poca empatía, un ego muy elevado, son carentes de solidaridad y soberbios, muy pocas veces dan su brazo a torcer.

    ¿Ya se te vinieron a la mente algunas?

  3. El poder de las palabras y los límites

    Si hay algo que debemos hacer desde el primer momento que nos encontramos con una persona difícil, es tratar de ser lo más asertivos que podamos, pues si caemos en el mismo nivel y nos volvemos complicados nosotros también, solo lograremos crear un ambiente aún más tenso.

    Asimismo, también es necesario que nos demos a respetar y que no dejemos que nadie nos pase por encima, pero recuerda que el respeto no se exige, se merece y se gana.

    Para ello establece límites, hazle saber a esa persona si dijo o hizo algo que no te gusto, expresándote siempre con respeto para recibirlo también de vuelta. Nuestro curso de el poder del respeto te puede ayudar.

  4. La necesidad de mantenimiento constante

    Es importante que seas persistente tratando siempre a las personas con respeto, sobre todo a las complicadas, además de ser constante con tus límites, no permitir que se crucen.

    De lo contrario, si dejas que se vulneren tus límites te será más complicado que las personas entiendan que deben respetarte.

    Y recuerda, siempre habrá personas que quieran subestimarte, herir tu ego o incluso que te envidien, tu misión es centrarte en tus metas propias, siendo siempre asertivo y evitando que estas personas mermen tu energía y te llenen de su negatividad.

    Aprende más tips en nuestro curso: sea exitoso aún rodeado de gente difícil.

+1 (809) 506 6392 / +1 (829) 990 9215

+58 251- 718 4302 / +58 414 502 5133