GROW, EL MODELO DE COACHING POR EXCELENCIA

GROW,

EL MODELO DE COACHING

POR EXCELENCIA

Esfuérzate y Hazlo.
27 JUN. 2022

Si hay algo que nos caracteriza a los seres humanos es que todos, en alguna u otra medida, queremos crecer para de a poco alcanzar nuestros sueños. Aunque, si bien es cierto, en ocasiones el camino presenta obstáculos que debemos ir sorteando y necesitamos de la ayuda de alguien externo, como un coach, para que pueda guiarnos.

¿Qué es el Grow?

En ese sentido, el Grow es precisamente un modelo de coaching que nació de las mentes de Graham Alexander, Alan Fine y John Whitmore, creadores de la escuela inglesa “El juego interior” en la década de los ochenta.

Dicho modelo es una estructura que los autores idearon como una manera de estandarizar las preguntas que normalmente le hacían a cualquier persona que estuviesen guiando por el camino al éxito laboral.

El resultado fue el denominado “GROW”, que no en vano se traduce como “crecer” ya que ese es su propósito principal, aunque más allá de su significado, el nombre relata muy bien la estructura del modelo al tratarse de un acrónimo.

En otras palabras, cada letra de la palabra revela la etapa a seguir, es así como la “G” representa las “goals” o metas del individuo, la “R” alude a la “reality” o realidad en la que está sumergido, la “O” refiere a las “options” u opciones que se presentan en su camino y la “W” simboliza el “will" o la voluntad y el compromiso con el cual debe contar el sujeto para poder lograr los resultados esperados.

Asimismo, es importante que el individuo que busque lograr el éxito por medio del Grow, cuente con conciencia, libertad y responsabilidad, virtudes que a su vez se van potenciando en el proceso de coaching.

Esto se debe a que se requiere conciencia para evaluar la situación actual y buscar, por sí mismo, posibles caminos hacia la meta; por otra parte, se tiene libertad cuando se elige cuál de esos caminos se quiere transitar y se debe tener también la responsabilidad de comprometerse a recorrerlo.

De ahí que el Grow sea un método de coaching no directivo, es decir, que el entrenador no se encarga de dictar las soluciones o las maneras correctas de llegar a los resultados que el individuo entrenado se planteó, sino que busca únicamente guiar el proceso para que esas respuestas salgan del mismo sujeto.

¿Qué beneficios genera el usar el método Grow en mi empresa?

Si hay algo de lo que podemos estar seguros, es de que el método Grow cuenta con una muy buena reputación en el ámbito corporativo, dado a los resultados que evidencian empresas tan grandes y reconocidas como Google, cuyos directivos apuestan por él.

Algunos de estos beneficios son los siguientes:

Brinda claridad:

evitar las distracciones y las confusiones es clave si se quiere lograr la mayor productividad posible, por ello el Grow, al mostrar puntualmente las metas, la realidad, las opciones y los caminos necesarios para lograr los resultados esperados, dota de claridad a los equipos.

Está alineado a la mística del cliente:

algo que caracteriza al Grow es que se basa en los valores del cliente (la empresa), por lo que son precisamente los miembros de la organización quienes dirigen su proceso de crecimiento de acuerdo a sus convicciones conjuntas.

Dota de herramientas a las personas:

un grupo que se potencie es más propenso a resolver sus propios problemas y lograr buenos resultados y el Grow sabe esto, por ello no busca dar soluciones estandarizadas que sirvan a todos los grupos, sino que se centra en cada empresa, buscando que sean los miembros de esta quienes dicten los caminos a seguir.

Aumenta la responsabilidad y proactividad del grupo:

una de las misiones principales del método es que los grupos creen un plan de acción, con objetivos puntuales, un plazo establecido y con la posibilidad de ser medido.

Motiva al equipo:

este plan de acción que se menciona en el punto anterior, es precisamente el causante de que los grupos tengan un norte establecido, es decir, una meta clara que hará que trabajen motivados por la autorrealización que sentirán al llegar a la meta.

Se basa en el aquí y en el ahora:

una de las principales razones del estancamiento es que siempre se deja todo para después, para cuando se esté listo o se tengan ciertos bienes materiales. Una excusa que el Grow se encarga de invalidar ya que se basa en el contexto presente de la organización, con los recursos y condiciones que esta ya posee.

Sus efectos se mantienen en el tiempo:

al ser un modelo estructurado por etapas, el equipo tiene un plan de acción establecido que perdurará hasta la conseguir sus objetivos, e incluso luego de ello, se puede readaptar el plan con base en nuevas metas.

¿Cuáles son las etapas del método Grow?

Así como ya hemos indicado, este tipo de coaching está constituido por cuatro etapas, a través de las cuales se van construyendo las bases del plan de acción que llevará a la organización a lograr los resultados esperados. Las mismas son las siguientes:

  1. 1. Etapa de identificación y definición de metas: aquí se define el “por qué”, es decir, el por qué se trabajará desde ese momento en adelante. La idea es ser ambiciosos sin dejar de ser realistas, sin importar los medios se busca definir qué se quiere lograr.

  2. 2. Etapa del análisis de la realidad: en esta fase se busca conocer cómo se siente y percibe el equipo en la actualidad, frente a las metas propuestas, brindándole la posibilidad de que se sientan libres de expresarse con sinceridad sobre su sentir.

  3. 3. Etapa de búsqueda de opciones: acá el grupo se encarga de encontrar ventajas, oportunidades o recursos que los mismos pudieran llegar a considerar útiles en el plan de acción encaminado a la realización de las metas propuestas.

  4. 4. Etapa de compromiso y planificación: esta es la fase final y en ella se le brinda al grupo las herramientas necesarias para crear un plan de acción adaptado a sus objetivos, que sea realizable y medible en el plazo establecido, de modo tal que se sienta motivado, comprometido e involucrado.

Ahora bien, si llegaste hasta aquí y te estás preguntando si el equipo de tu organización necesita un coach que ponga en práctica el modelo Grow, hazte las siguientes preguntas:

  1. 1. ¿Mi equipo conoce cuál es la meta más importante de la organización?

  2. 2. ¿Conocen cuáles son los caminos que deben tomar para conseguirla?

  3. 3. ¿Tienen un plan de acción establecido para que cada quien sume sus esfuerzos en alcanzar dicha meta?

  4. 4. ¿Está vigente el plazo de tiempo que se estableció para lograr esos objetivos?

Si la respuesta a todas estas preguntas es positiva, ¡felicitaciones!, tienes un equipo orientado al éxito y que conoce cuál es su norte, pero si por el contrario tus respuestas fueron negativas no te desanimes, con la ayuda necesaria y unas sesiones de coaching tipo Grow tu equipo logrará todo lo que se propongan.

¡Vamos! Esfuérzate y Hazlo.

Mil-home

+1 (809) 506 6392 / +1 (829) 990 9215

+58 251- 718 4302 / +58 414 502 5133