Necesidad vs Deseo

NECESIDAD VS DESEO

LA BATALLA FINAL DE

NUESTRAS FINANZAS

GABRIEL CASTRO.
26 MAYO. 2022

Para nadie es un secreto que vivimos en un mundo hiperconsumista donde a grandes rasgos, se cumple un proceso en el cual unas personas ofrecen bienes o servicios y otras deciden adquirirlos, existiendo así un intercambio financiero que permite que la sociedad siga su curso. Ahora bien, lo verdaderamente relevante es no ser víctimas de este círculo, que se vuelve vicioso cuando se compra por comprar.

Necesidad vs. Deseo ¿son iguales?

En tal sentido podamos pensar que las únicas personas que adquieren artículos sin ningún tipo de reparo son las que padecen de oniomanía o trastorno de compras compulsivas; sin embargo, de este pecado más de uno hemos sido culpables porque no nos detenemos a diferenciar si ese producto o servicio que tanto anhelamos forma parte de una necesidad o un deseo.

Ciertamente hay que resaltar que estos conceptos no significan lo mismo, ya que las necesidades refieren a productos directamente ligados con nuestra supervivencia y sin los cuales la calidad de vida (más no el estatus social), no sería la misma.

Contrario a ello el deseo involucra las ansias de obtener un bien prescindible para vivir, situación que ha aumentado con el fenómeno global que han representado las redes sociales y la “infoxicación” o sobrecarga de información a la cual nos exponemos diariamente y que llega en forma de posts publicitarios, videos reseñas, comerciales, recomendaciones de influencers, por nombrar solo algunas.

Las necesidades también tienen carácter social

De modo que pudiese parecer que todo lo anterior dejaría como mensaje el “comprar sin prestarle atención a la sociedad”, pero lo cierto es que las necesidades mismas en esencia tienen un carácter social.

Como bien lo dijo el psicólogo Abraham Maslow, quien creó la famosa pirámide de las necesidades: “los seres humanos son animales perpetuamente deseantes, cuyas necesidades son psicológicas y sociales.”

Es decir que el deseo siempre va a estar presente y además desmiente el hecho de que las necesidades sean meramente fisiológicas, sino que agrega el área psicológica y la social de la siguiente manera:

Autorrealización:
moralidad, creatividad, espontaneidad, falta de prejuicios, aceptación de hechos y resolución de problemas.

Reconocimiento:
autorreconocimiento, confianza, respeto, éxito.

Afiliación:
amistad, afecto, intimidad sexual.

Seguridad:
Los conflictos en el lugar de trabajo son extremadamente perjudiciales. Normalmente, el debate sano es productivo, pero es importante estar alerta por si existe cualquier tipo de intimidación o acoso.

Fisiología:
respiración, alimentación, descanso, sexo, homeostasis.

Entonces ya que todas estas áreas son parte de la necesidad del ser humano, tampoco podemos satanizar el deseo de compra, ya que existen algunas que si bien no forman parte esencial de la supervivencia del individuo, pueden llegar a fomentar aspectos como la amistad o la autorrealización, por ejemplo.

Es por eso que, en las compras como en la vida, lo importante es el equilibrio y la consciencia.

Sé un comprador inteligente y cuida tus finanzas

Es necesario resaltar que un comprador inteligente que sabe distinguir entre necesidad y deseo tampoco será una persona que deba conformarse a vivir con lo más básico, ya que aparte de que como demuestra la pirámide de Maslow, las necesidades son muy amplias y abarcan diferentes áreas del ser humano, también es cierto que el fin de comprar con consciencia es precisamente ese, que podamos elegir con propiedad qué y cuándo comprarlo y que no nos gobierne la necesidad de compra que crea el marketing.

Y si aún quieres más herramientas para que seas sabio a la hora de comprar, toma en cuenta estos tips:

Evalúa si aquello que quieres comprar va alineado a tus objetivos a corto, mediano y/o largo plazo.

Toma en cuenta el momento en el que se encuentra tu vida y tu presupuesto.

Prioriza lo verdaderamente importante.

No todas las personas tienen las mismas necesidades.

Realiza un registro mensual, donde le des puntuación del 1 al 10 a las diferentes áreas de necesidad de la pirámide de Maslow. Así sabrás que necesitarás invertir en artículos de las categorías que tengan puntos deficientes, mientras que los productos relacionados a las que tienen buenos puntajes solo serán un deseo y por tanto, no son fundamentales al momento.

Recuerda llevar una relación de gastos, vigilando que tus egresos nunca superen a tus ingresos e idealmente, sean mucho menores.

¡Ahorra en lo que más puedas!

¡Vamos! Esfuérzate y Hazlo.

Mil-home

+1 (809) 506 6392 / +1 (829) 990 9215

+58 251- 718 4302 / +58 414 502 5133